7 maneras de decorar la oficina para aumentar la productividad

Trabajar desde casa tiene muchos beneficios. La flexibilidad de horario es lo que más le atrae a la gente, en comparación con el lugar de trabajo tradicional.

Y es que trabajar desde tu propio domicilio es un lujo. Aquí tienes varias ideas de despachos modernos para nuestra casa. Y es que decorar tu despacho casero es proyecto ilusionante.
Pero no vale con poner una mesa, una silla y un ordenador. Después de probar muchas fórmulas, hemos dado con la mejor para aumentar la productividad en la oficina de casa.

¿Tienes la oficina en casa? Ideas para ser más productivo

Aléjate todo lo que puedas de la sala de estar

Incluso si vives solo, designar una parte de la sala de estar para poner la oficina, es una muy mala idea. Tu vida privada te interrumpirá constantemente para perturbar tu atención. Si es posible, pon la oficina tan lejos de la sala de estar como puedas. De esa manera, las distracciones serán las mínimas, y podrás diferenciar mejor tu vida privada de la laboral.

Invierte en mesas y sillas de calidad

Trabajar desde casa supone un horario flexible, y puede que pases más tiempo en la oficina de lo que esperabas originalmente. Por esta razón, los muebles que utilices a diario (mesa, silla) tienen que ser de calidad, y lo más confortables posible.

Por ejemplo, que la mesa y la silla se puedan regular en altura y tengan un respaldo firme, puede marcar la diferencia entre que tengas un dolor fuerte de espalda o no. Comprar una buena silla es un precio pequeño a pagar para mantener la salud a largo plazo.

La importancia de la iluminación en la salud ocular

Al escoger la habitación para poner la oficina, hay que tener en cuenta la iluminación natural que va a tener. También hay que asegurarse de que la iluminación es la óptima cuando empieza a oscurecer o está nublado.

Las lámparas de escritorio siempre son un plus para iluminar la mesa, y reducir la fatiga ocular al escribir hasta altas horas.

El orden es esencial para el éxito

La oficina tiene que estar bien organizada para tener más productividad, incluso si el resto de tu hogar está hecho un desastre. Mantener todos los documentos en su sitio, no tener miles de cosas por encima de la mesa, no comer mientras trabajas, etc., lógicamente estas cosas te ayudarán a permanecer tranquilo y centrado y evitar perder el tiempo durante el trabajo.

Esto significa hacer una limpieza regular, pero es necesario si no quieres que un cliente potencial vea una pila de basura encima de tu mesa durante una sesión de Skype.

Invertir en mejoras tecnológicas a tiempo

Si tu conexión a internet es propensa a caerse, y el sistema operativo le lleva años arrancar, necesitas cambiar de equipo lo antes posible si no quieres que te deje tirado.

No dejes que un software anticuado o una Wi-Fi lenta te roben la paz, invertir en equipos tecnológicos actuales evitará que pierdas un montón de tiempo esperando.

Los diseños modulares no son una buena idea

Un escritorio ajustable en altura es estable y duradero, pero un diseño modular multifunción generalmente es un desperdicio de dinero.

Utiliza la colorterapia

La colorterapia aumenta la productividad, ayuda a que te centres y promueve la creatividad. Los colores que mejor funcionan son un suave melocotón, verde claro y marfil que producen un ruido visual mínimo mientras que reflejan mucha luz.

También puedes experimentar con colores suaves como azul, rojo, naranja y violeta, pero procura evitar los tonos primarios, pues causan bastante distracción.